jueves, 4 de agosto de 2011

El pollito Mike

Hablaremos con frecuencia de pollos en este espacio. Pienso, con toda honestidad, que la gastronomía moderna ha olvidado injustificadamente al pollo, ese animalito que en su día fuese ireemplazable oropel de banquetes suntuosos y personaje principal de los más solemnes recetarios.


Las próximas entradas de este blog constituirán un homenaje al pollo, a su versatilidad en la cocina. Aprenderemos a preparar las fabulosas Pechugas Villeroy, los originales Filetes de contramuslo en salsa de pera y champiñones, la nutritiva y humilde Sopa de arrapiezos, el imperial Pollo a la Bielorrusa...

Con respecto a la última de las recetas mencionadas, creo preciso recordar un artículo que hace tiempo escribí para Suite101.net:


Mientras escribía la nota mencionada, el trabajo de investigación me condujo a conocer la asombrosa historia de un pollo llamado Mike. Las informaciones que fui recopilando referentes a ese pollito que vivió 18 meses sin cabeza me conmovieron hasta el punto de sentirme obligado a componer esta humilde sonata en su honor. Podéis escucharla en el sencillo vídeo que he confeccionado; una escueta reflexión audivisual concebida para hacernos comprender que no resulta necesario transitar los cañaverales de la reserva natural de Masai Mara para hallar palpitantes indicios de heroicidad en un animalillo.


video



No hay comentarios: